IMOKA
(0034) 650 268 800 & (0033) 783 929 342
www.imoka.es
 

MANSIÓN DE ARAGÓN

Ref: 1117
Cortijo
1.053 m2 construidos.
700.000 m2 de parcela.
Buen Estado
Venta: A consultar
Habitaciones. . . . 11
Calf. Energ: Pendiente certificar

Con su aire de monasterio austero, perdido en medio de las montañas, esta casa de carácter es una verdadera joya entre el Parque Nacional de Ordesa y el Parque Natural de la Sierra de Guara a 890m de altitud. 

Disfrutar de un parque natural alrededor de sus 95ha de dominio privado que ofrece una estancia única de conexión con la naturaleza lejos del asfalto, el ruido y las multitudes.

La historia de esta propiedad se remonta al siglo XI, luego se amplió en el siglo XVIII en la época de los monjes, dueños de este dominio antes de ser expropiado. No fue hasta finales del siglo XX que la casa volvió a la vida y creció como la conocemos hoy.

Descripción

Con su aire austero de monasterio en medio de las montañas, esta casa de carácter 

disfruta de un parque natural alrededor de sus 95ha de dominio privado que ofrece a los amantes de la naturaleza y la tranquilidad una estancia única de reconexión lejos del asfalto, el ruido y las multitudes.

La historia de esta propiedad se remonta al siglo XI, luego continúa en el siglo XVIII de la época de los monjes, dueños de este dominio antes de ser expropiado. No fue hasta finales del siglo XX que la casa volvió a la vida y creció como la conocemos hoy.

En el valle de la Solana, cerca del arroyo del Ara, atravesado por el arroyo de la Espuña, esta propiedad sólo tiene como vecinos las montañas y los senderos accesibles para el senderismo que recorren la finca. Todos los que se han alojado en este encantador hotel lo consideran un verdadero remanso de paz y silencio. 

Este encantador hotel es el lugar ideal para una estancia romántica, para una casa familiar, o para una lujosa casa rural que comparte las 10 habitaciones suites, la mayoría de las cuales tienen una vista impresionante de las montañas. 

Los 4 pisos se dividen en varias zonas de estar, la cocina profesional, un loft/estudio en el último piso, y la sala de restaurante con chimenea en el primer piso. 

Antiguamente propiedad de uno de los monasterios más antiguos de España alrededor del año 1000, la casa fue modificada y ampliada en el siglo XVII, luego confiscada por el Estado en 1835, y finalmente renovada con gusto en el siglo XX, conservando el estilo aragonés de la región.

 La antigua sacristía, que solía estar adosada a la capilla y a la pequeña casa que la componía, todavía puede ser admirada. Desde entonces, la casa ha sido ampliada y transformada en una encantadora casa de campo aragonesa donde es bueno respirar paz y silencio. 

El silencio y la tranquilidad están asegurados en este entorno verde y pacífico. 

Se pueden renovar varias casas de piedra y construir más de 900 m2 según las normas urbanísticas de la región.